Surge un nuevo flujo de lava: Fuerte terremoto sacude La Palma

Aún no se vislumbra una relajación de la situación en La Palma. Al contrario: la tierra vuelve a temblar en la isla. Esta vez es más fuerte de lo que ha sido desde la erupción volcánica hace dos semanas y media. Además, se crea un nuevo flujo de lava, que afecta áreas previamente preservadas.

Un terremoto relativamente fuerte y un nuevo flujo de lava están causando nuevos disturbios en la isla volcánica de La Palma. Con una magnitud de 4,3, el temblor fue el más violento desde la erupción volcánica hace dos semanas y media en Canarias, informó el Instituto Sismológico Español.

El sismo lo sintieron muchos de los 85.000 habitantes de La Palma, pero se produjo a una profundidad de unos 35 kilómetros y por tanto no supone un gran riesgo para la actividad volcánica, dijeron expertos citados por los medios. Inicialmente no se informó de daños.

Mientras tanto, según las autoridades regionales, se creó un afluente de lava. Las áreas que anteriormente se salvaron se han visto afectadas, pero no son muy grandes. Sin embargo, los trabajadores de las plantaciones y los científicos deberían haber sido puestos a salvo a toda prisa, dijo.

Tráfico aéreo interrumpido

Debido a la ceniza volcánica, la El tráfico aéreo a la isla suspendido indefinidamente, como anunció la operadora del aeropuerto Aena. Las aerolíneas Binter y Canaryfly habían anunciado el día anterior que ya no volarían a la isla a partir del jueves. La única opción que quedaba para los viajeros era la ruta marítima. Los transbordadores tardan unas cuatro horas hasta la próxima isla vecina más grande de Tenerife, donde el tráfico aéreo se realiza con normalidad.

más sobre el tema

Las autoridades pidieron a las personas cercanas al volcán que se queden en casa debido a la lluvia de cenizas y que usen máscaras y gafas FFP2 al aire libre. Las cenizas son pequeñas astillas de magma frío que el volcán ha lanzado al aire y que se pueden sentir en la piel como finos pinchazos, según informó el diario «La Vanguardia».

El volcán Cumbre Vieja en el sur de la isla, que antes era menos conocido por los turistas que otras Islas Canarias como Tenerife, Fuerteventura, Gran Canaria o Lanzarote, entró en erupción el 19 de septiembre por primera vez en 50 años. Cuánto tiempo permanecería activo, los vulcanólogos no pudieron decirlo. Podría llevar meses, dijeron. Según informes oficiales, la lava ha destruido más de 1.000 edificios desde que comenzó la erupción. Alrededor de 6.000 personas fueron puestas a salvo. Hay un gran daño a la agricultura y la infraestructura.

.



Quelle